Una evaluación inicial DIFERENTE

Por Guillermo Lladó Valdevieso


Nos situamos en tercero de ESO en el momento de comenzar un nuevo tema, LOS POLINOMIOS.


La evaluación inicial nos permite averiguar cuáles son las destrezas con las que cuentan de inicio nuestras alumnas y alumnos, para que podamos planificar adecuadamente las sesiones didácticas, organizando y adaptando las actividades que deberán realizar a estos conocimientos previos.


Habitualmente, la evaluación inicial se realiza a través de un examen básico, igual para todos, sobre los contenidos y procedimientos que se "espera" que tengan asumidos de cursos anteriores, pero en su lugar hemos adaptado la DINÁMICA DE EXPERTOS, a este objetivo, al tiempo que hemos hecho protagonistas a los alumnos del grupo.


SESIÓN 1

Paso 1: OBSERVAR y DECIDIR

Los alumnos disponen de 10 minutos para organizarse en 5 grupos de 5-6 componentes cada uno. Deben romperse los agrupamientos habituales y hasta recolocar las mesas.


Paso 2: ANALIZAR Y NEGOCIAR

Les presentamos 5 contenidos básicos sobre polinomios, dos de ellos con nivel de dificultad 1 y tres con nivel de dificultad 2.

Deben repartirse los contenidos entre los grupos, pero no puede quedar ninguno libre ni elegirse por duplicado, de modo que habrá que negociar.

Disponen de 10 minutos para completar la misión.


Paso 3: APRENDER, COLABORAR Y RESOLVER.

Los miembros de cada grupo disponen de 30 minutos para preparar el contenido que han elegido. Pueden utilizar el libro de texto, el ordenador o hasta su móvil propio.


La tarea se guía a través de una ficha de trabajo (con uno o varios ejercicios) que deben resolver entre todos. La indicación que reciben es que "deben saber explicarla todos los miembros".



SESIÓN 2:

Paso 4: CONSOLIDAR

Al día siguiente, empezamos por dar 10 minutos a cada grupo para que repase el contenido de su ficha, que ya ha sido evaluada por el profesor y rectificada en su resolución si fuese el caso.

Obviamente, todos esperan ahora el clásico examen.


Paso 5: ENSEÑAR

Sorprendentemente, se les indica que quedan nombrados EXPERTOS sobre el contenido que han preparado, de modo que deberán proceder a enseñar lo que saben.


Los miembros del grupo 1 se reparten entre el resto de grupos, reciben una nueva ficha de trabajo, similar a la que han preparado, y disponen de 10 minutos para enseñar a los componentes de otro grupo cómo se resuelve la actividad.








Paso 6: COEVALUACIÓN


Los alumnos que han recibido la formación deben ahora evaluar a su EXPERTO a través de la rúbrica adecuada. Los expertos se retiran a su sitio para que los aprendices puedan consensuar una calificación.



Paso 7: HETEROEVALUACIÓN

Los EXPERTOS evalúan ahora a sus grupos mediante un mini control sobre el contenido que han presentado. Los discípulos disponen de 5 minutos para resolver la prueba, que será evaluada por su experto, quien puede resolver dudas y dar alguna indicación durante el examen.


Paso 8: ENTRAMOS EN BUCLE.

Repetiremos el proceso con el resto de expertos, de manera que agotamos la sesión 2 y fácilmente ocuparemos toda la sesión 3.



Paso 9: RECOGIDA Y ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN.

El profesor deberá estudiar toda la información obtenida para organizar las sesiones de clase en este tema, además de valorar adecuadamente todas las actividades realizadas, pues sabemos, lo que no se evalúa se devalúa,


Presentamos un vídeo-montaje con imágenes e informaciones sobre estas sesiones.



CONSIDERACIONES FINALES:


Quiero manifestar que en ningún momento los alumnos han "actuado" pensando que íbamos a realizar una película, sino que lo que van a ver es su manera habitual de trabajar, colaborando y participando.

Sí vieron que hacía algunas fotos, pero esto ya sucede habitualmente, de modo que no esperaban ningún montaje.

Finalmente, mi agradecimiento y reconocimiento al grupo por su colaboración, pues obviamente el éxito de las dinámicas y de los aprendizajes requiere de una buena conexión y de una participación adecuada, cosas que me siento orgulloso de tener y de aprovechar.